Archivo de la categoría: Mujeres

EL MUELLE DE SAN BLAS.

REBECA

La canción de Maná, “El muelle de San Blas”, fué inspirada en una historia real. Hace un año Rebeca Méndez Jiménez falleció a los 63 años. Desde 1971 esperaba en el puerto el regreso de su novio, un joven que salió a pescar y jamás regresó.

La mujer fue homenajeada por los pobladores de Puerto Vallarta, donde se convirtió en un símbolo por la espera de su amor. Fueron más de 41 años que esperó a su amado Manuel, quien salió de pesca. Sin embargo, quedó atrapado por un huracán que azotó el mar. Nunca más se supo de él y tampoco se encontró su cuerpo. Estaban a una semana de casarse. El golpe fue tan fuerte para Rebeca que desde el día que desapareció Manuel, lo esperó con su traje blanco. Bien fina ella. Con esa elegancia vendió dulce a los turistas en el Muelle de San Blas. Allí fue que el líder de la banda, Fher, la conoció en la década de los noventa. Se interesó por su historia y la convirtió en una de las más hermosas canciones de Maná.

El cuerpo de Rebeca fue cremado y sus cenizas arrojadas al mar en búsqueda de su gran amor por las autoridades de Puerto Vallarta, quienes piensan levantar un monumento donde la mujer esperaba a su amado con el fin de recordar por siempre esta maravillosa historia.

Letra de ” El muelle de San Blas”

Ella despidió a su amor
El partió en un barco en el muelle de san Blas
él juró que volvería
y empapada en llanto ella juró que esperaría..
miles de lunas pasaron
y siempre ella estaba en el muelle
esperando..
Muchas tardes se anidaron
se anidaron en su pelo
y en sus labios
Llevaba el mismo vestido
y por si él volviera no se fuera a equivocar.
Los cangrejos le mordían
su ropaje, su tristeza y su ilusión..
y el tiempo se escurrió
y sus ojos se le llenaron de amaneceres
y del mar se enamoró
y su cuerpo se enraizó
en el muelle
Sola
sola en el olvido
sola
sola con su espíritu
sola
sola con su amor el mar
sola
en el muelle de san Blas
Su cabello se blanqueó
pero ningún barco a su amor le devolvía,
y en el pueblo le decían
le decían la loca del muelle de san Blas.
Y una tarde de abril
la intentaron transladar al manicomio;
nadie la pudo arrancar
y del mar nunca jamás la separaron.
Sola
sola en el olvido
sola
sola con su espíritu
sola
sola con su amor el mar
sola
en el muelle de san Blas
Sola en el olvido
Sola con su espíritu
Sola con su amor el mar
Sola
sola en el olvido
sola
sola con su espíritu
sola
sola con su amor el mar
sola
en el muelle de san Blas
Se quedó
Se quedó
Sola, sola
Se quedó
Se quedó
con el sol y con el mar
Se quedó ahí
Se quedó hasta el fin
se quedó ahí
se quedó en el muelle de san Blas
Sola, sola, sola.

Anuncios

Qué pensamos las mujeres de envejecer?

karelen

 

Treinta y cinco es la edad en que las partes de tu cerebro se unen por fin y cuando las partes de tu cuerpo comienzan a separarse
Carry Leschen.

Una mujer que es capaz de confesar su edad, es capaz de decir cualquier cosa.
Rebecca Gayheart.

El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo, el vino diario de la vejez
 Pearl S. Buck.

Es una gran pérdida para las sociedades que se olviden de sus ancianos.

Mary Lou Cook.

Con la edad viene la confianza. Me encanta tener esta edad. Confío en mí misma y estoy cómoda con quién soy.

Mary Lou Cook.

A medida que te haces mayor deja de sentarte tan bien eso de estár súper delgada.

Las mujeres mayores están más guapas con curvas.

Elizabeth Hurley.

Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.

Ingrid Bergman.

En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos.

Marie Von Ebner Eschenbach.

Nadie envejece por vivir; sólo por perder interés en vivir.

Marie Beynon Ray .

El envejecimiento no es un momento del tiempo, sino el instante preciso en que renunciamos a vivir.

Zenaida Bacardí de Argamasilla

 Cásate con un arqueólogo. Cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará.

Agata Christi.

La gloria de los ancianos consiste en creer siempre que han sido más sabios que los que vienen detrás. Margarita De Angulema.

El miedo a envejecer nace del reconocimiento de que uno no está viviendo la vida que desea. Es equivalente a la sensación de estar usando mal el presente.

Susan Sontag.

Dentro de toda persona vieja hay una persona joven preguntándose qué demonios sucedió
Cora Harvey Armstrong.

Los años más difíciles de la vida son aquellos entre los diez y los setenta
Helen Hayes (a los 73).

Envejecer con Dignidad!!! sin operaciones tratando de atrapar la juventud que se marcha, y entrar al Otoño de mi vida felizmente.

Lidia Clauden Leopardo.

Entre más maduras, menos nos interesa defender nuestras ideas por lo que tratamos de invertir nuestra energía en cosas mas productivas y positivas. Igual vamos a seguir teniendo la razón en todo, ¿entonces para que discutir?

Hilos de amistad.

hilos color

Una mujer va a visitar a una amiga a la que no ha visto desde hace tiempo. Cuando entra en la casa, observa que su amiga tiene una magnífica colección de carretes de hilos de colores. Esta exibición le resulta tan tentadora que, cuando la amiga se va un momento a otra habitación, le roba varios carretes y se los esconde debajo de los brazos. La amiga se da cuenta y sin acusarla, le dice: “Hemos pasado tanto tiempo sin vernos. ¡Bailemos para celebrarlo !”. La mujer, avergonzada, no se puede negar y baila de una forma rígida porque tiene que sujetar los carretes para que no se le caigan. La otra la anima a que levante los brazos y los mueva al ritmo de la música pero ella contesta:” No sé hacerlo. Solo sé bailar así”.

La deducción lógica de este relato es que no podemos divertirnos si tenemos mala conciencia. Pero Ramakrishna cuenta esto para ilustrar el concepto de liberación, que significa, por encima de todo, no apegarnos a las posesiones ni tampoco aferrarnos a nuestros roles e ideas.

hilos

“No existe remedio ni para el nacimiento ni para la muerte. Lo único que nos queda es disfrutar del intervalo”.

Samuel Johnson.

Consejos para ti mujer.

_LA_MUJER

Nadar siempre a contracorriente acabará minando tus fuerzas. Procura reservarlas para lo que de verdad vale la pena.

No dejes que los problemas de los demás alteren tu equilibrio interior.

La impaciencia es tu peor enemiga?. Debes aprender a darle a cada cosa su tiempo.

Busca más tiempo para compartir con tu pareja. Hacerlo todo por separado puede pasaros factura.

Deja de pensar en lo que podría haber sido y empieza a pensar en lo que está en tu mano para que las cosas mejoren.

Necesitas un estímulo que te rescate de la apatía?. Búscalo en la gente que te quiere.

Si te sientes algo alicaída piensa que las cosas no son tan negras como las queremos ver.

Necesitas renovarte espiritualmente? Busca nuevas amistades y aficiones.

Puede que tus deseos por conquistar nuevos terrenos te hagan sentir atrapada  en la rutina del día a día. Busca válvulas de escape que te ayuden a sentirte mejor.

Karelen os anima a tener esperanza,  fe en el presente,  viviendo el momento con vuestro esfuerzo personal.

***********

Según Bernabé Tierno, Psicólogo, pedagogo y escritor:

“Todos poseemos los recursos necesarios para encontrar un camino más satisfactorio, más enriquecedor, más estimulante, armonioso y sobre todo que nos proporcione más felicidad. Sin embargo, a menuno actuamos en contra de nosotros mismos. No vemos el daño que nos hacemos o no lo queremos aceptar”.

Aprendiz de sabio. Bernabé Tierno Jiménez.

Por cada mujer hay un hombre

mujer_africa-1

Por cada mujer fuerte, cansada de tener que aparentar debilidad, hay un hombre débil cansado de tener que parecer fuerte.

Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar que lo sabe todo.

Por cada mujer cansada de ser calificada como de “hembra emocional”, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.

Por cada mujer cansada de ser un objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.

Por cada mujer que se siente atada a sus hijos, hay un hombre a quien se le ha negado el placer de la paternidad.

Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o a un salario satisfactorio, hay un hombre que tiene que asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.

Por cada mujer que desconoce los mecanismos del automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.

Por cada mujer que da un paso adelante hacia su propia liberación, hay un hombre que descubre el camino hacia la libertad.

* Anónima

28 de mayo. Día internacional de acción por la salud de la mujer.

mujer

Desde el 28 de Mayo del año 1988 se conmemora el día a favor del derecho de las mujeres a gozar de salud integral a lo largo de todo su ciclo vital, este es un derecho humano universal consagrado por el sistema internacional de derechos humanos.
Las mujeres reclamamos:
· El acceso universal, en todas las etapas de vida, a la información y servicios de atención de la salud gratuitos o de bajo costo y de óptima calidad, para gozar de salud integral y de bien-estar,
· el derecho a que nuestra diversidad sea reconocida y respetada en el diseño e implementación de esos servicios,
· el derecho a ejercer una salud sexual y reproductiva sana, libres de violencias y coerción,
· el derecho a conocer y respetar nuestro cuerpo,
· el derecho a ejercer una sexualidad sin riesgos ni consecuencias indeseables o inoportunas,
· el derecho a relacionarnos sexualmente con quien deseemos sin ser presionadas ni violentadas, en el momento que elijamos,
· el derecho a buscar y sentir el placer sin culpas,
· el derecho a no tener sexo,
· el derecho a decidir el número de hijos e hijas que queremos tener, cuándo tenerlos, o bien a no tenerlos,
· el derecho a estar bien informadas para regular nuestra fecundidad con métodos eficaces, seguros y asequibles, o que nuestra pareja los utilice,
· el derecho a recibir una atención de salud de la más alta calidad en el embarazo, parto y en todos los otros momentos de nuestra vida sexual y reproductiva,
· el derecho a compartir las responsabilidades de la sexualidad y la reproducción con la pareja,
· el derecho a protegernos de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA, en especial cuando se trata de mujeres adolescentes y niñas,
· el derecho a una participación igualitaria de las mujeres en las instancias de decisión del área de la salud, para que nuestras demandas reales y urgentes tomen preeminencia.

La vida de muchas mujeres está en juego. Tolerancia cero.

violencia-genero

No caben más esperas.

No caben más esperas,
más treguas al destino;
hoy decido poner final a nuestra historia
y volver a empezar yo sola mi camino.

Devuélveme la luz que te llevaste,
la vida y la esperanza que he perdido,
y quédate tú entero y para siempre
el cielo que me habías prometido.

Devuélveme mi voz y mis anhelos,
la voluntad que tuve secuestrada,
las horas que te he dado de mis noches,
el sol que le has robado a mis mañanas.

No caben más esperas, más engaños;
que ya tengo la espera desgastada.
Hoy pongo un rumbo nuevo a mi odisea
y doy por terminada esta batalla.

Atrás queda el silencio y la carcoma,
el desmotivo lento de las tardes,
el ventanal abierto de un deseo
que un día terminó por marchitarse.

Mañana no habrá duda en mi cuaderno,
ni miedo ni nostalgia en mi mirada;
pues tú serás ya parte del pasado
que quedará enterrado entre la nada.

María Paz Cerrejón

********************
Dicen que me gusta.

Dicen que me gusta porque no lo dejo,
dicen que me gusta cuando me quejo.
Algunas personas piensan que soy masoquista,
otras me ponen de tonta
o me critican.
Nadie comprende mis miedos,
mis angustias, mis esperanzas…
mi temor a no encontrar una salida.
Desde fuera se ve muy claro
mientras para mi todo es tan extraño.
Soy víctima para unos,
culpable por no hacer nada para otros,
mártir consentida…
Me encierro en mi misma,
me niego,
voy perdiendo mi autoestima.
No sé cómo comenzó todo
y tampoco sé cómo termina.
Quiero creer en sus mentiras,
nunca me enseñaron cómo debía ser querida.
Me pisa, me anula,
me asfixia, me grita…
suprime mi voluntad y me aísla.
Me hace creer que la culpa es mía
y una venda en mis ojos me nubla la vista.
Soy ama de casa,
adolescente o panadera.
Soy economista y soy periodista
aunque también puedo ser peluquera,
ganadera, modelo, artista…
Soy católica o musulmana,
cristiana, atea, budista…
Estoy en todas las naciones
y en todos los tiempos.
Soy todas esas mujeres,
tan iguales y distintas.
Todas aquellas que no gritan
ni huyen, ni aniquilan.
Tengo tantos motivos
que nadie los comprendería.
Dicen que me gusta pero es mentira,
finalmente hoy llegó el día:
¡ya no voy a ser más una víctima!.

Autora: Ester Álvarez Guillén, Psicóloga, Sexóloga y Especialista en Género y Feminismos.