Archivo de la categoría: mariposas

Mi metamorfosis .

viej

mariposas

Siento como se va acercando, sin ruido va dejando sus huellas en mí.
Va modificando mi cuerpo y mi organismo. Es una metamorfosis muy distinta al de la mariposa, esta se produce de forma gradual y progresiva deteriorando mi cuerpo y mi mente.
Y cuando el tiempo se convierte en un recurso escaso, las prioridades se transforman. Es por eso que quiero hacer todo lo que en mi juventud no pude por falta de tiempo.
Quiero vivir el día a día, porque cada momento es importante.
Estar con los hijos, la familia, y los amigos se ha convertido en una necesidad para mí.
Quiero conservar mi memoria para que cuando un día mire hacia atrás, tenga la certeza de que volvería a vivir la misma vida, si me dieran otra oportunidad.

Es poco el tiempo…. Mariposas

pap fulla

No dejes de sonreír… Porque es muy poco el tiempo que te dan para la alegría.

No dejes de estar siempre al servicio de una buena causa… Porque es poco el tiempo que te dan para llenar la copa de la vida.

No dejes de dar pinceladas de cielo a tus días nublados… Porque es poco el tiempo que te dan para después de la tormenta ver salir el arcoiris.

No dejes de perdonar… Porque es muy poco el tiempo que te dan para después cicatrizar… volver a florecer.

No dejes de amar… Porque son pocos los años que te dan para entregar el corazón… y llenar la vida.

No dejes de tener un amigo… Porque es muy poco el tiempo que te dan para llevarlo de la mano.

No dejes de sembrar… y de abonar… Porque es poco el tiempo que te dan para dejar tu tierra produciendo, y el cantero de Dios todo florecido.

No dejes de rendir… porque es poco el tiempo que te dan para ver resultados…¡y alcanzar metas! Para que dejes tu polen, tu señal, tu paso, tus sueños, tu rosa ¡Y a todo se le vea la luz!

Es poco el tiempo que te dan, para tirar semillas en esta aridez… Para injertarte en el mundo aquí… aspirando al mundo de allá…

Para tropezar en el camino con la cruz de los demás… Para poner en fruto agrio, miel de Dios… y en cáscara vacía, pulpa de fé.

Es muy poco el tiempo para construir, hacer tus planos, ensamblar tus piezas, redondear tus proyectos… y luego, cimentar, afianzar, consolidar… Para medir tu rendimiento… nadar contra la corriente… y darle a la vida más de lo que recibes… Para construir el pozo… llenar el cofre… y pulir la perla.

¡Cuánta vida tenemos que vivir… cuántos papeles que desempeñar… cuántos increíbles tenemos que ver… cuántos males tenemos que sufrir!

¡Y qué poco tiempo!

Qué poco tiempo sentimos tener para llenar la arena de rosales… el mar de perlas… los caminos de flores… ¡Y los corazones de Dios!

No dejes que se te vaya la magia del amor… los sueños de las realidades… y las rosas de la cruz.

Es muy poco el tiempo para redondear la obra… Cumplir un destino… Corregir los errores… Madurar los frutos… ¡Y dejarlo todo terminado y completo!

Es muy poco el tiempo para dar la talla… Realizar una misión… Ajustar las cuentas… ¡Y hacer rendir las capacidades y los dones!

Muy poco Dios mío … para llenar de huellas el camino… de racimos la siembra… ¡Y de luz el mundo!

Poco para un trayecto más alto… ¡No lo desperdicies!

Desconozco al autor.

Hijas de las flores

Mariposa flores

Las plantas son expertas en transformar el agua, la tierra y la luz del sol en una colección de sustancias preciosas, muchas de ellas más allá de lo que las mujeres podemos concebir o fabricar. Mientras nosotras desarrollábamos nuestra conciencia y aprendíamos a caminar, ellas se dedicaban a inventar la fotosíntesis (el asombroso truco de convertir la luz del sol en comida) y a perfeccionar la química orgánica. Muchos de sus descubrimientos nos han resultado de lo más útiles. De ellas obtenemos componentes químicos que nutren, curan, envenenan y deleitan los sentidos, otros que espabilan, adormecen o embriagan y unos cuantos capaces de alterar la conciencia y hacer soñar despiertas a las mujeres.

Hace cien millones de años las plantas dieron con el modo de conseguir que los animales las llevasen a ellas y a sus genes de aquí para allá. Este hecho marcó un antes y un después de su evolución, y se asocia al advenimiento de las angiospermas, una extraordinaria nueva clase de plantas capaz de de producir flores deslumbrantes. Con las flores llegaron las frutas y las semillas, que reinventaron la vida en la Tierra. Al producir azúcares y proteínas para seducir a los animales, las angiospermas multiplicaron los suministros de alimento y posibilitaron el auge de los grandes mamíferos de sangre caliente.

Flores mariposas

Las hijas de las flores, transmitimos amor todos los días, con delicadeza y sarcasmo, propagamos la paz y la tolerancia.

Las hijas de las flores somos sensibles.

Amamos los ríos, los robles, amamos el arte. Nos gusta estar en grupo. Reírnos en grupo.

Pensamos mucho.

Y sobretodo, deseamos ser amadas, mientras nos agarran de la cintura, y nos huelen con dulzura. Eres rosa? o, jazmín?

Amapola? o violeta?

Seas la flor que seas, no olvides, amiga, que eres la más bella del jardín.

Tenía miedo

papallones1

Tenía miedo de estar sola… ¡Hasta que aprendí a quererme!

Tenía miedo de fracasar… ¡Hasta que me dí cuenta que únicamente fracaso si no lo intento!

Tenía miedo de lo que la gente opinara de mí: ¡Hasta que me dí cuenta que de todos modos, opinarían de mí!

Tenía miedo de que me rechazaran: ¡Hasta que aprendí que debía tener fe en mí!

Tenía miedo de sentir dolor: ¡Hasta que aprendí que era necesario para crecer!

Tenía miedo de la verdad: ¡Hasta que descubrí la falsedad de las mentiras!

Tenía miedo de la muerte: ¡Hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo!

Tenía miedo de sentir odio: ¡Hasta que me dí cuenta que no es otra cosa más de la ignorancia!

Tenía miedo de hacer el ridículo: ¡Hasta que aprendí a reírme de mi misma!

Tenía miedo de hacerme vieja: ¡Hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día!

Tenía miedo de mi pasado: ¡Hasta que comprendí que no podía herirme más!

Tenía miedo de la oscuridad: ¡Hasta que vi la belleza de la luz de una estrella!

Tenía miedo de cambiar:

¡Hasta que vi, que aun la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar!

Frases para meditar.

No seas esclavo de tu vida, naciste para ser el soberano de ella.

papallona

¡Humildad! El valor más hermoso del ser humano.

maripo

La Libertad, pájaro con alas, las personas la buscan pero nunca la encuentran, y yo les digo busca tan alto como tus ojos puedan, porque si la encuentras tu vida será serena.

Hablemos de mariposas.

mariposanueva1
Las mariposas pasan sus días regalando poesía en los ojos quien las contemplan.
***************************
Para llegar a ser una mariposa antes tienes que haber sido un gusano.
***************************
No me toques, que soy una mariposa, y a las mariposas no se las puede tocar …
***************************
Las mariposas a pesar de su fragilidad nos dan un ejemplo de esfuerzo, poder y resistencia.
***************************
Mariposa: qué triste me quedo sin tu luz que mi vida ilumina, si te vas…me dejas triste…si te vas…llega tu libertad.
***************************
Las mariposas no conocen ni madre, ni padre, no tienen hermanos, no viven en un nido. Ellas son libres, el mundo es su padre, la flor su madre y el cielo su amigo.
***************************
Lo que la oruga interpreta como el fin del mundo es lo que el maestro denomina mariposa.
***************************
Que sientes mariposa cuando vuelas? ten das cuenta de tu grandeza?.
***************************
Tiene la mariposa cuatro alas; tú tienes cuatro versos voladores; ella, al girar, resbala por las flores; tú por los labios, al girar, resbalas.
***************************

Pedacitos del cuento – Mariposas en mí- Poldy Bird.

hada con brillos

Hace varios días que encuentro las cosas movidas.
Como si alguien a quien yo le intereso verdaderamente estuviera revisándolo todo, no por curiosidad, sino para enterarse de lo que ha sucedido en mucho tiempo, de cuánto habré cambiado, de cuánto habré sufrido, de qué poco he soñado, vivido, buscado, descubierto …
Alguien que conoció a la niña aquella que fui, que sepulté, que hoy vuelvo a ser … que aprieto entre mis brazos, pobrecita, olvidada, descuidada, abandonada niña huérfana y llorona …
Alguien a quien no sé muy bién en qué momento eché de mí, le cerré la puerta, le puse tranca a las ventanas, burletes a las hendijas para que no volviera, para que ni siquiera se acercara.
Sé que ha vuelto, que está. No lo veo, no es necesario verlo para saber que está.
Lo reconozco porque las rosas reverencian su paso, y la luz hace chispas, y brillan las naranjas sobre la mesa oscura y puedo ver tranparentarse mi corazón a través de la carne, ¡ y hasta. mi corazón parece iluminado!
Ha vuelto. Me hace volar. Ya no me siento sola ni angustiada.
-Ahora que estás aquí, no me abandones nunca. No me hagas caso si te echo… No vuelvas a dejarme sola, Ángel de la Guarda.
y por un instante, diminuto, fugaz, imperceptible; me parece que veo, también, brillar sus alas.

Regreso del Ángel. Poldy Bird.

 

Una mujer casi nunca está entera. Fue haciéndose de a poquititos y también se morirá de a poquititos.
Porque una mujer no es una fruta que se desprende de pronto del árbol, como los hijos, como los hombres. Es una flor que se va deshojando… pétalo a pétalo, avergonzándose de su sufrimiento pero aceptándolo como un rito, como una obligación ineludible o una maldición ancestral.
Una mujer está expuesta y casi siempre en carne viva, cicatrizando.
Tapándose las heridas para que no le echen vinagre sobre ellas.

Una mujer. Poldy Bird.