Ictus.

ictus

 Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, unos 15 millones de personas al año sufren un ictus.

A pesar de la alta frecuencia de este episodio muchas personas aún no saben qué es y cuáles son sus causas.

El ictus son un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro.  El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro.

 Debemos saber que el ictus no conoce fronteras y puede atacar a cualquier edad.

El presidente de World Stroke Organization, el catedrático Stephen Davis ha anunciado que  WSO pretende reducir la carga total del ictus mediante su prevención, tratamiento agudo y atención a largo plazo”. Aunar nuestros esfuerzos con los de Boston Scientific y con otras empresas importantes en el área del ictus, para el tratamiento de la fibrilación auricular y otras enfermedades relacionadas con el ictus, nos ayuda directamente a conseguir este objetivo”.

La WSO está solicitando la colaboración de sus miembros y organizaciones asociadas en el apoyo de la iniciativa “1 de 6″, pidiéndoles que recuerden a las personas estos pasos fundamentales para la prevención del ictus:

1) Conocer sus factores de riesgo personales: hipertensión, diabetes e

hipercolesterolemia.

2) Llevar una vida físicamente activa y hacer ejercicio con regularidad. Lograr

y mantener un peso saludable.

3) Llevar una dieta sana, rica en fruta y verduras y con bajo contenido en sal,

azúcares y grasas saturadas y mantenerse en un estado sano y con una tensión

arterial baja.

4) Limitar el consumo de alcohol.

5) Evitar el humo del tabaco. En el caso de los fumadores, solicitar ayuda para

dejar el hábito.

6) Aprender a reconocer las señales de aviso del ictus.

Uno de los signos más característicos es la asimetría en el rostro.  Para saber si esto nos sucede simplemente debemos sonreír y ver si un lado de la cara se queda inmóvil o apenas tiene movimiento, mientras que el otro tiene una reacción totalmente normal.

El segundo signo está en los brazos comprobando uno no responde al estímulo de levantarse, y esté fuera de nuestro control.

El tercer signo indudable de estar a punto de padecer un ictus es no articular bien palabras, es decir, la dicción se pierde y se empiezan a pronunciar palabras en muchos casos ininteligibles.

El ictus puede afectar de distintas maneras . Si existe un grado considerable de incapacidad, nos tendríamos que plantear si en casa tenemos barreras arquitectónicas que impidan la movilidad de la persona afectada. Después del alta podría necesitar contactar con otros profesionales de la Salud como pueden ser logopedas, fisioterapeutas, trabajadores sociales,  neurólogo, el neuropsicólogo, el psicólogo o el psiquiatra….

Nota de Karelen: En mi familia han habido varios afectados por un ictus, algunos les sobrevino a los cuarenta años y no lo contaron. Mi madre tenía la presión arterial muy alta, los doctores no conseguían bajarle los valores, tuvo varios ictus los cuales le fueron deteriorando el organismo. Por ella, por mi gran amiga Isabel y por todos/as los afectados por ictus va dedicado este post.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: