El día menos pensado”.” Un día de estos”

Karelen

Los calendarios deberían poner , al final de cada día del mes, un par de días añadidos que se llamaran “el día menos pensado” y “un día de estos”. Bien mirado, estos forman parte de nuestro calendario interno, pues ¿ cuántas cosas importantes que aún no hemos realizado en nuestras vidas tenemos anotadas en rojo, un rojo pereza, justo en estos dos días?.

Cuando la pereza anida en nuestra alma, nos guiamos por aquella máxima según la cual”preferimos aferrarnos a nuestra cómoda incomodidad que experimentar el incómodo y temido cambio”. ¿ Qué hacer, pues, cuando son cosas muy importantes para nosotros y aun así solo llegamos a pensar “Debo hacerlo”, pero no alcanzamos a sentir un “Quiero hacerlo”.

Os propongo un experimento: Pensemos en una situación cómica. Ahora Frunzamos el entrecejo, arruguemos la nariz y, al mismo tiempo, pensemos en esa situación. Os fijáis en lo que ocurre? No podemos experimentar la comicidad cuando el gesto de nuestra cara, aunque sea forzado, está expresando otro sentimiento.

Solemos creer que primero experimentamos una emoción y luego la expresamos, como si la cara fuera el residuo de la emoción, pero no es solo así, pues el proceso funciona también a la inversa: el gesto provocado también genera emoción.

Esas tareas que aplazamos por pereza no son tan pesadas una vez nos hemos puesto en marcha; lo realmente pesado es tenerlas en la cabeza dando vueltas una y otra vez sin permitirnos pasar a la acción. El placer que acompaña al trabajo hace que olvidemos la fatiga de la pereza. Y es que el trabajo lleva siempre implícita una misteriosa y refrescante recompensa.

Sergio Huguet.

*Es una obviedad decir que la vida sólo existe en el momento presente, que nadie puede vivir ni en el pasado ni en el futuro, que toda nuestra vida se desarrolla en un presente continuo.

*Sufrir por los demás no es sinónimo de ayuda. Para acompañar al otro basta con una escucha sincera, sin exigirle que actúe por nosotros y respetando su libertad.

*Cuando nos encontramos con una persona, a lo mejor casi ni la hemos tratado, y experimentamos un desagrado profundo por algún aspecto de su ser, podemos estar seguros de que nuestra sombra está hablando. Lo que rechazamos en esa persona es lo que rechazamos en nosotros.

Frases de Sergio Huguet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: