La vida de muchas mujeres está en juego. Tolerancia cero.

violencia-genero

No caben más esperas.

No caben más esperas,
más treguas al destino;
hoy decido poner final a nuestra historia
y volver a empezar yo sola mi camino.

Devuélveme la luz que te llevaste,
la vida y la esperanza que he perdido,
y quédate tú entero y para siempre
el cielo que me habías prometido.

Devuélveme mi voz y mis anhelos,
la voluntad que tuve secuestrada,
las horas que te he dado de mis noches,
el sol que le has robado a mis mañanas.

No caben más esperas, más engaños;
que ya tengo la espera desgastada.
Hoy pongo un rumbo nuevo a mi odisea
y doy por terminada esta batalla.

Atrás queda el silencio y la carcoma,
el desmotivo lento de las tardes,
el ventanal abierto de un deseo
que un día terminó por marchitarse.

Mañana no habrá duda en mi cuaderno,
ni miedo ni nostalgia en mi mirada;
pues tú serás ya parte del pasado
que quedará enterrado entre la nada.

María Paz Cerrejón

********************
Dicen que me gusta.

Dicen que me gusta porque no lo dejo,
dicen que me gusta cuando me quejo.
Algunas personas piensan que soy masoquista,
otras me ponen de tonta
o me critican.
Nadie comprende mis miedos,
mis angustias, mis esperanzas…
mi temor a no encontrar una salida.
Desde fuera se ve muy claro
mientras para mi todo es tan extraño.
Soy víctima para unos,
culpable por no hacer nada para otros,
mártir consentida…
Me encierro en mi misma,
me niego,
voy perdiendo mi autoestima.
No sé cómo comenzó todo
y tampoco sé cómo termina.
Quiero creer en sus mentiras,
nunca me enseñaron cómo debía ser querida.
Me pisa, me anula,
me asfixia, me grita…
suprime mi voluntad y me aísla.
Me hace creer que la culpa es mía
y una venda en mis ojos me nubla la vista.
Soy ama de casa,
adolescente o panadera.
Soy economista y soy periodista
aunque también puedo ser peluquera,
ganadera, modelo, artista…
Soy católica o musulmana,
cristiana, atea, budista…
Estoy en todas las naciones
y en todos los tiempos.
Soy todas esas mujeres,
tan iguales y distintas.
Todas aquellas que no gritan
ni huyen, ni aniquilan.
Tengo tantos motivos
que nadie los comprendería.
Dicen que me gusta pero es mentira,
finalmente hoy llegó el día:
¡ya no voy a ser más una víctima!.

Autora: Ester Álvarez Guillén, Psicóloga, Sexóloga y Especialista en Género y Feminismos.

Anuncios

Etiquetado:

Un pensamiento en “La vida de muchas mujeres está en juego. Tolerancia cero.

  1. […] Por cada mujer cansada de ser calificada como de “hembra emocional”, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s