La mujer y la rosa

La rosa como la mujer son de armas tomar,
dotadas de hermosura pero con espinas,
debemos agasajarlas y bien tratarlas,
para su esplendoroso brillo poder observar.

Especial cuidado hemos de tener,
las flores muy orgullosas son,
simplemente una deberemos de poseer
si no queremos que agarren un desazón.

Cuidarlas y mimarlas será nuestra obligación,
con un buen abono debemos de sembrar,
con ternura convendremos a ellas regar,
su amor veremos germinar en el corazón.

El sol siempre les ha de esplender,
nunca a la sombra dejarlas estar,
la iniciativa de la vida dejarlas llevar,
así de ningún modo dejarán de resplandecer.

La similitud entre ellas se puede observar,
uniendo a ambas, la rosa y la mujer,
gracias a la naturaleza debemos de dar,
por dejar a estas bellezas contemplar poder.

En San Jordi, este festivo día,
una rosa regalamos a la mujer,
apreciar su amor dejamos entrever,
a cambio un beso nos otorgan con alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: