Porrera. Letra de LLuís Llach.

Amo esta tierra
como un amante fiel y ardiente,
esta tierra mía
que cada día me enciende y me toma,
piel a piel nos compartimos,
cuerpo a cuerpo nos estudiamos
y el deseo nos mantiene vivos los sueños.

Esta tierra adusta,
mirada morena y labios llenos,
la siento en mi vientre
como si dentro de mí hiciera raíces,
tornavoz del soledades,
paso a paso la reconozco
y en el amor la siento altiva y tierna.

Mi tierra me lleva
caminos allá de mí mismo, 
descanso cuando la miro,
cuando estoy lejos todo me entristece,
surco a surco la siento dentro,
por el deseo se me hace presente
que mi corazón sin ella no late.

El Molló nos lleva la vida,
la Teixeta el amor
y las Marrades el olvido, el olvido del Norte;

La Sentiu llamada a un sueño
empapado de luz,
pero las Marrades el olvido, el olvido del Norte.

Marcharé de aquí
cuando me llene el corazón un mañana ondoso y claro,
dejaré este lugar,
hay tanta vida que espera mundo allá,
los sentidos aún vivos
el horizonte será un reclamo
dónde encontrar la fuerza para levantarme,

no podrá la añoranza
doblegar el anhelo que me empuja y me hace vibrar,
olvidar el regreso
será un espacio de silencio y libertad,
no habrá gesto ni deseo
ni un camino ni ningún afán
suficientemente intenso para hacerme volver atrás.

El Molló nos lleva la vida,
la Teixeta el amor
y las Marrades el olvido, el olvido del Norte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: