LOS NIÑOS TIENEN MIEDO por Poldy Bird

 

Una arropa a este niño, lo abraza, pone los labios sobre su frente para ver si tiene fiebre, llama al médico. . . “le duele la barriga, tiene tos, . . . ” Se te anudan las tripas porque a este niño amado le duele la cabeza. Ha faltado a la escuela. Le silba un poco el pecho. . . Una abraza a este niño y ruega a Dios que todos sus dolores se pasen a tu cuerpo. Por el cielo de afuera pasa una nube blanca que parece una oveja. Por el cielo de adentro ángeles invisibles se hamacan en el aire con olor a manzanas y amasan, como si fuera plastilina, las notas de la música que baila por la casa. Allá no hay cielo. Allá. Donde los chicos esperan el rayo de metal que los parta en pedazos. Allá, donde les enseñan a usar una escafandra que los disfraza de monstruos. Y a aplicarse inyecciones entre ellos… Y ya no lloran de hambre, ni de frío, ni de dolor… sino de miedo. Los niños tienen miedo. Los han amenazado… señores con trajes impecables y corbatas bonitas. Señores que no parecen seres de otros planetas. Tienen dos ojos inexpresivos. Tienen la boca que pronuncia con desdén las palabras. Tienen apuro por comenzar la guerra porque estas armas de hoy están ocupando el lugar que ya está destinado para las armas nuevas, que fabrican con prisa. Esos señores no tienen emociones. Para hacerlos, han clonado a las piedras. Cuando miran a un niño, no lo ven. Ven un bulto de andrajos, unas moscas molestas, unas llagas que nunca cicatrizan, y oyen ese quejido monocorde que se parece al llanto, a un llanto sordo, áspero, inaguantable… Deberán encontrar a un flautista que los guíe hacia el borde del precipicio y termine con ellos como lo hizo con aquellas ratas… Los niños tienen miedo. Se toman de las manos. Se apretujan. No quieren inyecciones ni escafandras. Máscaras parecidas al diablo. Huesitos que la piel apenas tapa. Y miedo, mucho miedo. No miedo de las fieras de afilados colmillos, ni del diluvio, ni del terremoto… Los niños tienen miedo de la camisa bien planchada, de los gemelos de oro, de la sonrisa de dientes perfectos con la que estos señores leen los titulares de los diarios y los discursos en los que la palabra libertad está marcada con resaltador amarillo… Y también tienen miedo de salir en las fotos que darán la vuelta al mundo mostrando su desesperación o sus tripas desparramadas por el suelo… porque han oído, alguna vez, y no lo han olvidado… que las fotos te roban el alma…

Anuncios

Un pensamiento en “LOS NIÑOS TIENEN MIEDO por Poldy Bird

  1. […] Tenía miedo de… ¡Hasta que me dí cuenta que únicamente fracaso si no lo intento! […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: