La abeja y la paloma

Hoy os dejamos la fábula de La abeja y la paloma, de Isopo.

Hacía mucho calor y una paloma se detuvo sobre una rama de un árbol que había junto al riachuelo.
Y vió cómo una abeja, que se acercaba para beber agua, se resbaló, y de poco le fue que no se ahogara, de tanta corriente como había.
La paloma, sin pensárselo dos veces, voló hasta dónde estaba el bicho, y con su pico lo sacó del agua.
Al cabo de un tiempo, un cazador vió la paloma, y la apuntó con la escopeta para matarla. En ese mismo momento llegó volando la abeja, y para salvar aquel buen pájaro, picó al hombre en una mano.
El daño hizo que el cazador moviera el brazo, y que fallara el disparo. Así se salvó el dulce y blanco pichón.

Moraleja de la fábula:

Quien quiera ser ayudado que ayude primero a los demás.

 

√ Campaña a favor de la donación de médula. Hazte donante, tu solidaridad puede salvar vidas.

Joel necesita un donante de médula ósea* Aplasia Medular Congénita

* Fundación Carreras. Contra la leucemia.

* Hazte donante de médula ósea

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: