Contra todos los pronósticos

cuestión de actitud

Rey Ramos se graduó con honores de la Universidad de Harvard y fue aceptado por la Escuela de Medicina de Harvard. Rey creció en el sur del Bronx, un ghetto urbano donde es más probable que los jóvenes ingresen a un penal a que se gradúen del bachillerato y donde la muerte temprana y violenta es un hecho común. Todo lo que se esperaba de Rey era que no se metiera en problemas y que permaneciera vivo. Desde pequeño se le consideró un niño problema, fuera de control. En octavo grado el director le dijo a la madre de Rey que su hijo iba a ser expulsado y reasignado a un programa para estudiantes con problemas de aprendizaje.

Rey dijo: “Mi mamá empezó a llorar enfrente de él, yo lo vi todo y me sentí avergonzado de mí mismo.”

Rey ingresó al noveno grado determinado a cambiar su vida. Su maestro de matemáticas reconoció su cambio de actitud y su habilidad para las matemáticas.

Su maestro dijo: ” Cuando él llegó supe que no iba a perder el tiempo de nuevo. Él sabía que ésta era su oportunidad. El momento de empezar de nuevo.”

Rey: “Empecé a sentirme bien con este maestro que decía cosas buenas de mí y que me hacía sentir bien.”

Rey se inscribió en un programa especial de ciencia en una universidad local y se graduó en el primer lugar de su grupo. Su profesor de biología fue el primero en sugerirle que podría “aspirar a ingresar en Harvard.”

Maestro de biología: ” Trataba de alentarlo para que creyera en sí mismo e hiciera algo porque yo sentía que era increíble.”

Rey aceptó el desafío. En su solicitud de ingreso a Harvard escribió: “Los cuatro años que invertiré en Harvard probablemente serán los cuatro años más importantes de mi vida. No desperdiciaré el tiempo cuando asista a la Universidad de Harvard.”

Fiel a su palabra, Rey mantuvo un promedio muy elevado, se enlistó en el Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva, se unió a una fraternidad de latinos y trabajó medio tiempo. En la graduación, miraba en retrospectiva.

Rey: ” Mi padre siempre decía que no podemos cambiar nada; que el destino ya está escrito. Yo le decía que no. Me rebelaba contra eso y le decía que yo iba a forjar mi propio destino, y hasta ahora, nunca más lo he escuchado decirme eso.”

* El 13 de junio de 1997 fue elegido para representar “El espíritu americano” en NBC Nightly News.

Charles G. Morris, 2005, Pearson educación, México.

Anuncios

Etiquetado:, ,

2 pensamientos en “Contra todos los pronósticos

  1. ANDREA RIOS abril 28, 2009 en 3:07 am

    LA IMPORTANCIA DE RECIBIR UN ESPACIO, UN VOTO DE CONFIANZA ALGUIEN QUE NOS CREA, TIENE VALOR PERO ES IMPAGABLE…YO ME SIENTO MUY IDENTIFICADA CON REY Y OJALA MI DESTINO LO CREE YO COMO LO HIZO EL EN SU VIDA.GRACIAS POR DEMOSTRAR QUE SE PUEDE.

  2. karelen mayo 1, 2009 en 7:02 pm

    Es totalmente cierto que tú tienes el volante del auto de tu vida, aunque el camino puede ser más o menos abrupto. Tus movimientos tienen que ser seguros , para que los demás crean en tí. Un abrazo Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: